9 pasos para desarrollar tu Marca Personal en 2017

De todos los propósitos que se podrían poner en marcha para el 2017, uno de los más efectivos y útiles será el de desarrollar tu marca personal. Poca gente habrá llegado a tal conclusión, ya que el concepto de marca personal en España nos suena más a conseguir correr más kilómetros en menos tiempo que a perfilar e impulsar a uno mismo como marca. Puede parecer un término snob recién sacado del lenguaje de cultura corporativa, pero no es más que una nueva terminología para unir la descripción profesional y personal con la reputación de uno mismo y, además, romper los maliciosos estereotipos. La Historia enseña que la creación de negocios a finales del siglo XIX se sustentaban por el nombre y fama del emprendedor/a (véase Zapatos Carmen), que durante el siglo XX se optó por esconder un creador bajo una palabra con gancho (véase, Camper), y el siglo XXI es una oportunidad para poner al creador de zapatos por delante de la marca. Y, sin duda, una gran apuesta por destacar en un mercado laboral ultra competitivo. Pues bien, aquí te dejo los 9 primeros pasos para arrancar tu marca personal (adelanto: Internet va a ser el motor):

1. Sé proactivo, disfruta mostrándote y creando una red de contactos

La proactividad no es otra cosa que poseer una conducta creativa y tomar la iniciativa de cara a generar mejoras. No hay espacio para la proactividad en los portales de empleo al uso como InfoJobs/InfoEmpleo, donde existe una explosión de ofertas de dudosa calidad en las que es el individuo el que debe de encajar y participar en una loteria laboral. Sin más. Es el momento de crearse un perfil online en redes como LinkedIn, actuar y ver resultados a medio plazo: rellénalo con tu experiencia, participa en grupos de tu gremio, disfruta generando una red de contactos de tu interés, escribe posts, crea un SlideShare con tus ideas y compártelo. Muéstrate!


 2. La diferenciación es la clave: créate una página web personal

Qué mejor manera de seguir con la construcción de tu marca personal que creando un blog (simplemente mediante opciones gratuítas como wordpress.com) o una web (un servidor sencillo que funcione bien suele costar una media de 50 euros al año y poseer, por ejemplo, tunombreyapellidos.es vale alrededor de unos 12 euros). No hacen falta mayores artificios para trasladar tu vida y obras a la red y marcar la diferencia.


3. Sal del texto, dentro vídeo

Si aquello que quieres contar se explica mejor en imágenes que en palabras, no dudes en improvisar un estudio de grabación sencillo, crear contenido audiovisual, estrenar un canal en Youtube y enlaza tus vídeos con los artículos de tu blog. Uno, porque Youtube es segundo en volúmen de búsquedas por Internet (justo detrás de Google). Y, segundo, se dice que los vídeos tienen 50 veces más probabilidades de salir en la primera página de Google que cualquier otro recurso. Ganarás en dinamismo y presencia.


4. La mejor marca personal es la que no deja de aprender. Pero… qué?

Se ha repetido hasta la saciedad que el éxito de una empresa en el siglo XXI viene de la mano de una formación permanente de sus empleados. En el caso del progreso de una marca personal, tú eres tu único «empleado» y el aprendizaje constante será incluso más vital. Aprender no significa coleccionar grados y másters. Pero sí ser un autodidacta empedernido. Aprender no significa que debas saber de todo. Pero existen, al menos, tres habilidades que impulsan el éxito personal y no deben dejarse de desarrollar: comprensión del ámbito digital, la capacidad de desenvolverse en varios idiomas y convertirse en un agente global, y un alto nivel ético y de valores sociales. Coursera es una plataforma actualizada de cursos online gratuitos de calidad. Aquí, por ejemplo, los cursos que propone en materia de desarrollo personal.


5. Encajar en envase cuadrado o redondo, opaco o transparente

Un paso más hacia la excelencia en marca personal es mostrar adaptabilidad. De hecho, se oye entre los pasillos de Recursos Humanos que se valora más que poseer unos conocimientos específicos. Ante un entorno cambiante, las necesidades de una organización pueden desaparecer y surgir otras nuevas en cuestión de semanas. Aquel individuo que se adapte y muestre una mente abierta, que sepa encajar tanto en un envase cuadrado como redondo y demuestre capacidad de actuación en ambos. Demostrar tus conocimientos es una obligación, mostrar adaptabilidad es un bonus. Un  blog, con su sucesión de artículos de más a menos reciente, es la herramienta ideal.


«Existe más parte de ti universal que no universal. Mi evaluación no científica es que somos 95% séquito y 5% únicos. Saber esto es un poco decepcionante, pero también un alivio» (Pamela Druckerman, autora)

6. Sobretodo se tú mism@

La línea que separa encajar en cualquier entorno cambiante y perderse uno mismo es muy delgada. A la hora de potenciar tu marca personal es un@ mismo el que pivota dentro de un entorno cambiante, y no viceversa. En este aspecto, William Arruda, que contribuye con sus artículos en Marca Personal para la revista Forbes, afirma en este artículo que la raíz de la creación de una marca propia es la autenticidad. Es vital conocerse a un@ mism@ y propone tres bloques (pasiones, superpoderes y valores) con algunas preguntas que puedes hacerte y hacer a aquellos que te conozcan bien -sin censura- . Y aprovecha el hecho de que Internet no impone moldes.


 7. Llena tu marca personal de contenido positivo

Puede parecer una obviedad, pero la percepción  que el receptor tenga de tu marca personal se verá influída por el valor del contenido que aportes. Éste deberá ser siempre positivo o neutral. Internet siempre está al servicio de la libertad de expresión, pero evita que tu trabajo sea un banco de críticas o refleje negatividad. Resalta los progresos de tu sector en un área geográfica, los tuyos propios, aporta novedades, incita a la mejora contínua… y, siendo inevitable que la realidad no sea siempre del todo favorable, si hay que destacar un problema o deficiencia, aporta soluciones.


8. Érase una vez una pasión

Storytelling es el puro arte de contar una historia. Aplicado al marketing de tu proyecto de marca personal, el storytelling sería una técnica muy útil para conectar con tus usuarios y crear lazos, hacer memorable tu contenido, generar lealtad y destacar sobre lo que podría ser, una simple publicidad de tu trabajo. Cuenta tu historia a través de posts, en primera persona y de manera natural y humana, sin adjetivos, piruetas o abstracciones. Además, un buen storytelling es un producto viral en potencia. Con ayuda de las redes sociales, tu marca personal llegaría más lejos y a mayor velocidad.


9. Genera comunidad

Por último, ten en cuenta que en tu marca personal no todo gira alrededor de ti. Tu marca personal será el resultado del valor que aportes a otros. Por ese motivo, una de las prioridades en el desarrollo de tu marca será la de generar una comunidad de usuarios de diferentes perfiles (empleadores, compañeros de gremio, interesados, expertos) que retroalimeten. Que extraigan valor de tu proyecto, pero deja que también aporten.

<img src=”http://www.yasminasoriano.com/wp-content/uploads/2015/12/desarrollar-marca-personal.jpg” alt=”Desarrollar tu marca personal" />Fuente: flickr.com

Estos son nueve puntos de partida del desarrollo de una marca personal que yo misma estoy poniendo en práctica ahora mismo. Ofreceré más información útil y herramientas a lo largo de la historia de este humilde blog  ¡Crezcamos juntas!

 



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *