Bali: primer encuentro con Digital Nomads

Cuando hace tres semanas embarqué en un vuelo hacia Bali, isla de Indonesia, para disfrutar de unas cortas vacaciones de desconexión tenía las expectativas propias de quién va a un paraíso en el Sudeste Asiático: ambiente cálido y ultrahúmedo, olor a agua agria, templos que alivian, que te ocurra algo parecido a Julia Roberts en Come, Reza, Ama, playas de azul «índico» y la deliciosa dieta del arroz o noodles. Lo que no sabía era que iba a tener mi primer contacto con una tribu de individuos de gran talento creativo y que deben su vida a la aparición de Internet: Bali se me presentó como todo lo que esperaba y también como bastión de los Digital Nomads.

La Bali creativa
Fuente: propia

Quién es un Digital Nomad?

Un Digital Nomad es aquel individuo que se aprovecha de la tecnología para trabajar de forma remota y vivir un estilo de vida independiente y nómada, consiguiendo aquellas metas profesionales que podrían conseguir en un sedentario y único lugar de trabajo.

En Bali me alojé en una guest house en Canggu, una localidad moderadamente tranquila y poco explotada al sur de la isla (por cierto recomendada por Nomad List como uno de los mejores lugares del mundo para vivir y trabajar de forma remota), dónde compartí interesantes puestas de Sol y cenas de nasi goreng con gente que trabajaba online o buscaba oportunidades de negocio en materia de comercio electrónico. Sin ir más lejos, tuve como vecinas de habitación a Alba, una chica valenciana que diseña zapatos para distribuidoras como freelance; Isabel, de Zaragoza, diseñadora de ropa y accesorios; y, Silvia, una eslovaca cuya actividad es más cercana a la temática de este blog.

Canggu recomendada como uno de los mejores lugares del mundo para los Digital Nomads
Fuente: nomadlist.com

El caso de Silvia Puchovska es el típico de aquellos que se apuntan a la caravana Digital Nomads: trabajó en marketing para una gran compañía durante años y, tras dejarlo en 2012 y realizar un largo viaje mochilero por Sudamérica y Centro América, decidió que pertenecería a todos aquellos lugares que le proporcionaran «una conexión rápida a Internet, buen tiempo y olas para hacer surf». De esta manera se convirtió en online marketer freelance y hace poco ha emprendido su propio negocio online: Studio Inbound, Your Remote Marketing Team, en el que «ayuda a pequeñas y medianas empresas a ser auténticas y visibles online».

Además de hacerse con una buena cartera de clientes en el mercado eslovaco a quiénes cuida adaptándose a las 7 horas menos de este país de Europa del Este con respecto a Bali y haciendo buen uso del Skype, también creó un blog, Unboxing Traveller- Live and Work Online-, en el que anima a otros profesionales a cumplir su sueño y colaborar con ella en la búsqueda de nuevas posibilidades de negocio. Silvia apuesta por un modelo único, adaptado a las necesidades de cada uno de sus clientes en particular y basado en el marketing de atracción o inbound marketing. Y mucha creación de contenidos. Tras mucho tiempo dedicada al marketing más tradicional, esta eslovaca de 32 años se define como «una autodidacta del marketing digital y apasionada por el inbound marketing«. «La clave está en conocer a la perfección cuál es el público objetivo y saber qué comportamiento tienen cuando están frente a una pantalla y qué piensan. Y no hay más secreto que ese», confiesa mientras me enseña algo de su trabajo en SEO On Page para una empresa de básculas para alimentos en la cuál estaba trabajando desde su «oficina» en nuestro hogar balinés.

Imagen de la Digital Nomad Silvia Puchovska
Fuente: unboxingtraveller.com

Este modo de trabajar y estilo de vida encajan a la perfección para Silvia. ¿Pero de qué manera beneficia esta manera de plantear el marketing digital a la calidad del servicio?

Una «remota» idea de cómo el trabajo a distancia mejora la efectividad del marketing digital

La autoridad internacional en materia de marketing digital, en especial en inbound marketing, Hubspot, publicó un artículo en su blog de participación para agencias profesionales en el que se señala 5 factores por los que una agencia de marketing digital es más efectiva trabajando de manera remota:

  1. Trabajadores más felicidades y sanos. Trabajando a distancia ganarías esa hora y media de vida que inviertes en ir y volver de la oficina! O tener la posibilidad de coger olas a cinco minutos a pie de tu casa.
  2. Mayor estandarización de los procesos. En especial, los que tienen que ver con reuniones de equipo y relación con los freelance.
  3. Puedes contratar talento de todo el mundo. Y no reduces tus opciones al talento local.
  4. Reducción de los gastos generales. Aunque no es determinante es una mejora, según el autor del artículo.
  5. Incrementa la productividad. Cada individuo puede escoger trabajar durante aquellas horas del día en las que es más productivo. Hay personas que pueden ser más productivas desde las 6 de la mañana hasta las 12 del mediodía o viceversa.

No obstante, el texto advierte que lo que ofrece eficacia y beneficios también puede plantear desafíos: es imprescindible una comunicación diaria, dar y recibir feedback y ser extraordinarios en lo que respecta a la creación de un equipo unido y sólido que debe reunirse, como mínimo, una vez al año.

La inspiradora Bali y la experiencia de conocer un perfil profesional tan interesante como el del Digital Nomad de la mano de Silvia me enseñaron que dejar atrás algunos problemas del Primer Mundo y trasladar tu oficina al paraíso durante el duro invierno europeo pueden mejorar tus aspiraciones profesionales y la salud del marketing digital. Aunque ello implique trabajar muchas más horas que de 9 a 17, echar de menos el confort de estar en tu país con los tuyos, enfermar lo justo dada la calidad de la sanidad, armarse de paciencia en asuntos bancarios y de burocracia, y que cada vez que llueva invoques a los mil dioses de la isla para que no caiga la conexión a Internet.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *