Mi liga de los atributos

Realmente puedo explicar con muy poca exactitud qué características me acercaban a las personas hace unos años. Recuerdo ser la abanderada del «más gente, más fiesta». De hecho, tenía un embudo con un cuello casi nulo. Han pasado los años, unos años con un volumen de gente que ha pasado por mi vida cuya unidad de medida no baja del tera y ese embudo prácticamente no podría canalizar ni gas a día de hoy.  Ahora tengo hasta mi liga de los atributos, mi propio listado de cualidades que me conmueve y me acerca a las personas. Todxs aquellxs que mantienen la llama de mi fé encendida tienen, al menos, tres de estos atributos. ¡Ahí va!

Saber escuchar

Este atributo sí que lo incorporé a mi liga desde el minuto cero. Desde que soy adolescente he apreciado a las personas que no sólo guardan el turno de palabra, sino que también prestan atención. Se dice que escuchando abiertamente es como se aprende y que el discurso del yo y yo en bucle no lleva más que a la atrofia cognitiva y estancamiento. Pocas cosas satisfacen tanto como una buena conversación.

Elocuencia

Una de las últimas personas que me deleitó con su intensa expresividad me dijo lo siguiente al escoger sentarme a su lado – en el bordillo de una acera – para comer durante el descanso en el trabajo: «perdona, ¿te importa no comer mientras fumo?». Máximos goleadorxs de mi liga estxs cracks de la oratoria, que aplican la creatividad hasta en el momento más sencillo y cotidiano. Lxs que buscan decir siempre algo que no esperarías ni un millón de años son la mejor arma  persuasiva en la que inspirarte.

Naturalidad

Nada de artificios, mi liga ficha a la espontaneidad. Aquella persona que se desenvuelve sin ningún tipo de coacción exterior, por voluntad propia, real, auténtica – ya sea una auténtica idiota, o más bien reservada, o una celebridad – . Esta gente sobresale por la transparencia con la que juegan limpio tanto con sus defectos como con sus virtudes. Fieles a si mismxs. Me encanta.

 

Sello Best Quality para mi liga de los atributos
Guaranteed! La mejor calidad está en mi liga. Imagen:  Creative Commons

Moderación

Abajo con los fundamentalistas de la vida. Los extremos inamovibles y excesos son tarjeta amarilla en mi liga, tanto en lo que se refiere al estilo de vida o la ideología del pensamiento. Y si son intransigentes con el prójimo roja directa. Aprecio muchísimo tener en mi vida a personas equilibradas  y alejadas del yo-nunca-esto-y-aquello. Como yo siempre digo: «clase intensa de yoga y donut de chocolate».

Pasión

La pasión es pura victoria. Quien no la tiene, no sé como puede continuar hacia adelante. Tanto en términos de afectividad como de quehacer vehemente, me costaría vivir bien sin rodearme de ellxs. Y España goza de buena cantera, en eso tengo suerte.

Clase

Por favor, no os confundáis con el término retro-casposo del concepto «clase». Con este atributo me refiero a lo que actualmente equivale a buena educación, saber estar en todo tipo de contexto y mostrando, independientemente de la situación, humildad y respeto ante cualquiera. Junto a un cuidado de la buena presencia, la clase es, sin duda, la mejor delantera.

Estoy son los 6 atributos de mi liga, mis seis galácticos. Podrían ser más, pero no menos.

¿Quieres conocer un ejemplo? Adelante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *